Menu
Turismo

Las com­pras de lu­jo, un fi­lón tu­rís­ti­co al que de­be as­pi­rar Se­vi­lla

Las mejoras en el urbanismo, el aumento de vuelos directos y más especialización del comercio local, claves para el sector.

En los últimos años, el turismo vinculado a las compras de lujo se ha consolidado como un sector en crecimiento y con numerosas posibilidades aún por explotar.

Los expertos participaron en el encuentro «Sevilla en Clave de Futuro»

Sevilla representa únicamente el 1% del gasto en turismo de compras en España, muy lejos de las cifras de Madrid o Barcelona y también muy por debajo de otras ciudades de tamaño similar como Florencia. ¿Qué se puede hacer para que la capital hispalense crezca en este sector y capte al turista con nivel adquisitivo? Tal es la pregunta que se ha formulado en un nuevo encuentro de «Sevilla en Clave de Futuro», organizado por la Fundación Cajasol y ABC. «Al hablar de turismo siempre se han perseguido indicadores como el número de pernoctaciones o el de visitantes.

Ahora, nos damos cuenta de que hay otros datos más importantes, el volumen no es tan interesante como la calidad», explica Javier Torres Morote, director del Área de Planificación e Información Turistica y Promoción Nacional del Consorcio de Turismo de Sevilla. Según Torres, el lujo trasladado al turismo se entiende como «una experiencia de calidad, un buen producto y un trato exquisito».

Estrategia clara

«Hay que traer a Sevilla vuelos directos, y no solo low cost», asegura Rosa Madrid, algo en lo que también incide Álvaro Sanchís González-Palomino, propietario de El Cronómetro, relojería con gran tradición.

«Hay muchos clientes asiáticos, que son los que más gastan, que vienen en circuitos organizados y ya han consumido en Madrid y Barcelona», explica. «Si viniesen directamente a Sevilla, harían sus compras aquí».

Sanchís advierte que es fundamental que los negocios locales «experimenten y arriesguen» en busca de ese cliente con mayor poder adquisitivo. En El Cronómetro, por ejemplo, han abierto una tienda especializada en relojes de alto lujo donde más de la mitad de los compradores son extranjeros. Para este tipo de público, tienen un empleado chino que les atiende en su mismo idioma y con los modales adecuados. Una técnica que también llevan a cabo en El Corte Inglés, por ejemplo, donde hay varios empleados que hablan diferentes idiomas y que prestan sus servicios cuando los clientes lo requieren.

Hoteles de calidad

«En Sevilla tenemos mucho potencial, pero aún nos queda mucho que ofrecer. Por nivel de población no podemos competir con las grandes capitales como Londres o París, pero sí con ciudades de tamaño medio, como Florencia, que están sabiendo explotar mucho mejor este sector que nosotros», afirma Álvaro Sanchís.

Para que los viajeros que consumen productos de lujo, o premium, vengan a Sevilla son imprescindibles los hoteles de cinco estrellas. Rosana González Pereda, directora del Hotel Gran Meliá Colón, explica que, para sus clientes, «la cultura y el turismo están unidos irremediablemente a las compras». «Gastan más y quieren experiencia y exclusividad, por lo que necesitamos que los comercios locales de alta calidad hablen inglés y les ofrezcan los productos y el trato que van buscando», asegura.

Fuente: ABC de Sevilla