Menu
Phatek 1

Pa­tek Phi­lip­pe, o el ar­te de ha­cer te­so­ros de re­lo­je­ría, en Se­vi­lla

La marca suiza muestra en la Casa de Salinas sus colecciones 2014 de la mano de «El Cronómetro».

La exclusividad y la calidad se notaban en el ambiente. La emblemática Casa de Salinas era el escenario elegido para la presentación de los nuevos relojes de la prestigiosa firma Patek Philippe, que lleva siendo representada en Sevilla, desde hace casi 50 años, por la relojería «El Cronómetro».

La «única» decoración del evento: un centenar de modelos de l a casa suiza. Arte en estado puro. Pequeñas obras de i ngeniería con el más alto diseño. Modelos únicos: masculinos y femeninos; con di amantes o sin ellos; con cronómetro, calendario, esferas singulares o un diseño juvenil. Tradición e innovación unidas de la mano tras 175 años elaborando relojes «para que sean disfrutados».

« Calidad sobre todas las cosas » , sentenciaba el director gerente de la marca ginebrina, John Vergotti. Visitante asiduo de la capital hispalense, a la que siempre encuentra «fantástica», Vergotti afirma que era «todo un honor y un placer» que una reloj ería como « El Cronómetro » sea l a embajadora de Patek Philippe en Sevilla. Aquí y en buena parte de Andalucía, ya que es el único sitio de la región —junto con Marbella— en el que pueden encontrarse estos exclusivos relojes. Y aquí, «el público es diferente al de Málaga», aseguraba Vergotti.

El mercado hispalense «es fiel a la marca», espera la salida de las nuevas colecciones y «casi sin salir al mercado, ya están vendidos». Así lo afirmaba Álvaro Sanchís. Él encarna la nueva generación —y ya van seis — de la familia Sanchís al frente de « El Cronómetro » , que aún regenta junto a su padre y a su tío.

Desde 1965, el emblemático establecimiento sevillano trae a la ciudad la calidad y el lujo de estos relojes suizos. No es algo sencillo, pero no es de extrañar que la familia Sanchís lo haya conseguido. «Llevan años formándose para representar nuestros modelos de la mejor forma», explicaba Vergotti. No sólo eso: «Son auténticos artesanos profesionales de la relojería», sentenciaba el director gerente de Patek Philippe. No hay embajador mejor que el que sabe cómo es el producto, «y ellos lo conocen a la perfección».

Sus clientes también son buenos conocedores de l a marca. « Hay auténticos amantes de estos relojes » , aseguraba Sanchís. Precisamente, los clientes más exclusivos de « El Cronómetro» fueron los que asistieron a esta singular presentación.

Entre el arte y la relojería

La exclusividad de la marca quedaba patente en los modelos presentados en el evento: sólo ocho nuevos relojes, uno para cada colección de Patek Philippe. «Unos responden a un t oque más técnico, otros al diseño y otros a un cambio de material», explicaba Vergotti.

Entre ellos destacan dos piezas singulares: un reloj masculino con repetición de minutos y calendario perpetuo y un modelo para mujer de alta joyería, con movimiento mecánico de cuerda manual y realizado con diamantes, oro y perlas Akoya. « Pequeños tesoros » , como describía Vergotti, al alcance de la mano del público sevillano en la tradicional relojería «El Cronómetro». Está claro que la relación «profesional y de amistad» entre las dos casas tienen «un largo futuro», como aseguraban convencidos ambos. Ahora, a por otro medio siglo más.