Saltear al contenido principal

Acceder

Registrarse

Se enviará una contraseña a tu dirección de correo electrónico.

Sus datos personales se utilizarán para procesar su pedido, mejorar su experiencia en esta web, gestionar el acceso a su cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

El Cronómetro 120 Años

El Cronómetro, 120 años marcando el tiempo

El pro­pie­ta­rio de ‘El Cro­nó­me­tro’, uno de los ne­go­cios más an­ti­guos de Se­vi­lla que ha pa­sa­do el tes­ti­go a la cuar­ta ge­ne­ra­ción, ex­pli­ca có­mo ha lo­gra­do so­bre­vi­vir du­ran­te más de un si­glo a las cri­sis y a la glo­ba­li­za­ción.

Teofrasto, filósofo y botánico griego, dijo que “el tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”. Se reflexiona a diario sobre el tiempo, una magnitud física que siempre ha estado ahí pero que, a veces, parece no ser suficiente. Por ello, la familia Sanchís lleva 120 años regalando a sus clientes la medida justa, la hora y el minutero exacto para no perder ni un solo segundo.

En 1901 comenzó su andadura, unos comienzos asentados en una pequeña relojería que hoy día se ha convertido en una empresa sólida, firme y de vanguardia. Nada más y nada menos que seis son las generaciones que han permitido a las personas medir algo tan abstracto como el tiempo.

Antigua-fachada

Antigua fachada del establecimiento.

La capital hispalense se da cuenta de que no está anclada en el pasado y que la vida prosigue gracias a El Cronómetro, uno de los establecimientos más tradicionales de Sevilla. Situado en la majestuosa calle Sierpes, una de las arterias principales de la ciudad, El Cronómetro enamora por su esplendorosa fachada, una fachada que esconde en su interior una gran colección de piezas antiguas y únicas, prueba irrefutable de que se trata de un lugar mágico, con una esencia e historia que se remonta a principios del siglo XX. Si recorremos trazos históricas, El Cronómetro ha vivido tres guerras y algunas pandemias, momentos históricos que ha sobrellevado con el tesón de la gente y sus épocas, aprendiendo con cada una de ellas.

El Cronómetro es sinónimo de tradición, cultura y el más selecto estilo

Muchos entendidos dicen que hay que ir más allá de nuestra propia existencia. Por ello, de generación en generación se ha ido transmitiendo la esencia de este negocio para conservar lo necesario, eso sí, siempre asimilando con rigor los vaivenes de la vida para avanzar en cada momento. De los relojes de bolsillo y pared a los de pulsera, cambios y más cambios llevados con tal naturalidad que han hecho de El Cronómetro el distribuidor oficial más famoso de Sevilla y Andalucía, prueba de ello son las mejores y más reconocidas marcas que se exhiben en sus ventanales. En definitiva, la clave de éxito es ir más allá de un simple negocio, se trata de una esencia familiar, de trabajar con pasión y estilo para ofrecer a las personas la posibilidad de ser los protagonistas de su propia historia.

Protagonistas del tiempo

¿Qué es el tiempo? Esta es una pregunta que se han hecho las mentes más selectas de cada era, una pregunta con infinitas respuestas y pocas exactitudes más allá de las que marcan nuestra experiencia y fe. Se podría delimitar que el tiempo es aquello que pasa mientras nos ocupamos de nuestras tareas, son los lugares que visitamos, las personas que conocemos y la huella que dejamos. Tratamos de controlarlo porque es lo único que no podemos recuperar. Pasa tan deprisa que no somos conscientes de ello.

Interior repleto de relojes de pared.

Pasado pisado y presente de frente, del futuro ya hablaremos porque es completamente incierto. El Cronómetro se basa en el ahora, en vivir el día a día sin perder algo tan efímero como el pasar de las horas. Para ello, no se trata de un simple establecimiento emblemático de Sevilla, es un lugar que va más allá, un lugar que siempre busca estar a la vanguardia de la innovación y la más novedosa tecnología, tratando de ofrecer los mejores productos y servicios a sus más selectos y distinguidos clientes.

En esa incesante búsqueda de perfección, El cronómetro confeccionó el denominado Duo-Boutique, un concepto que nace de la necesidad de brindar a los clientes una amplia gama de productos junto con las experiencias más exclusivas para sumergirles en ambientes asombrosos que seducen al franquear la escena.El tic tac de la elegancia lo definen marcas como Jaeger-LeCoultre y Panerai, alta relojería que da la bienvenida a este nuevo concepto de boutique pionero en España y que ha sido diseñado al detalle presentando una imagen contemporánea donde se combina la tradición, la elegancia y la innovación.

Las palabras no bastan y las miradas deben observar las esferas que adornan Sierpes. Tan sólo un segundo de su tiempo será necesario para deleitarse con las vitrinas repletas de relojes de firmas muy conocidas como Patek Philippe, Rolex, IWC, Breitling y los mencionados JLC y Panerai, entre otros. Finalmente y acompañando nuestra oferta en Alta Relojería, os ofrecemos la incorporación de Chanel, Pomellato, Roberto Coin y Dinh Van en joyería.

120 años de historia y ningún impás en el tiempo. Así debe seguir El Cronómetro. Sin pausa pero sin prisa. Disfrutando la vida a cada momento.

Fuente: Diario de Sevilla

Volver arriba